Los Marlins están decididos a seguir adelante y continuar en ascenso

Los Marlins están decididos a seguir adelante y continuar en ascenso

MIAMI -- La tragedia unió a los Marlins. Como equipo lidiaron con la muerte del cubano José Fernández, consolándose unos a otros y apoyándose durante un momento tan difícil.

Ahora, la organización está decidida a salir adelante. Sin su lanzador número uno y jugador más enérgico, Miami mantiene la confianza en el núcleo del equipo y dentro del club se cree que puede ser un contendiente en el 2017.

"Todavía vamos a necesitar contar con algo de suerte", dijo el manager de los Marlins, Don Mattingly. "Necesitamos mantenernos saludables. Por eso es que uno se reúne y habla tanto durante el invierno. Hemos hablado de la necesidad de tener más profundidad en nuestro sistema de liga menor, para poder contar con jugadores que nos permitan estar en mejor posición cuando alguien se lesione. Esa es una de las cosas que nos preocupan".

Los Marlins terminaron con marca de 79-82 en el 2016, una temporada en la que estuvieron casi todo el año por encima de .500 y peleando por el Comodín.

"La pérdida de José nos pone en una situación diferente, porque perdimos a uno de los mejores lanzadores del juego", dijo Mattingly. "No vamos a poder reemplazar eso".

No tener a Fernández en el clubhouse, listo para lanzar cada cinco días, significa que el resto del equipo deberá dar un paso al frente para que el 2017 pueda ser un año positivo. Y para que eso suceda, aquí les presentamos cinco áreas que deben mejorar.

1. Rotación, Rotación, Rotación
¿Cuánto significaba Fernández para la rotación de Miami? Tomen en cuenta que de los 809 ponches que propinaron los abridores de los Marlins en el 2016, 253 fueron por cuenta del dos veces convocado al Juego de Estrellas.

A ninguno de los abridores se le pedirá llenar ese vacío. Pero desde la gerencia del club se ha hecho un esfuerzo para juntar la mayor cantidad posible de pitcheo abridor, una tarea difícil porque no había muchos lanzadores duraderos en el mercado de agentes libres y aquellos que estaban bajo control de otros equipos requerían de una inversión demasiado costosa en términos de prospectos a cambiar.

El dominicano Edinson Vólquez y Jeff Locke, firmados como agentes libres, tienen un historial de sumar innings.

Pero se mantiene la siguiente pregunta: ¿Qué puede esperar Miami del par de zurdos que estuvo con ellos el año pasado?

Adam Conley tiene mucho potencial, pero perdió tiempo en el 2016 debido a una lesión en un dedo de la mano izquierdo y terminó tirando 133.1 innings. El taiwanés Wei-Yin Chen, quien enfrentó molestias en el codo, lanzó 123.1 actos. Tom Koehler fue el caballo de trabajo al sumar 176.2 episodios.

2. ¿Mejorando una fortaleza?
Sin una rotación dominante, los Marlins pusieron como prioridad mejorar el bullpen esta temporada muerta. Y apuntaron alto al ofrecerle más de US$80 millones tanto al cubano Aroldis Chapman como a Kenley Jansen.

Aunque no firmaron a ninguno de los dos, los Marlins adquirieron a dos brazos experimentados en Junichi Tazawa y Brad Ziegler, que terminaron el año pasado con los Medias Rojas. A.J. Ramos, quien salvó 40 juegos y fue convocado al Juego de Estrellas, es candidato número uno a mantenerse como cerrador.

Los Marlins creen que el bullpen fue una de sus fortalezas en el 2016. Como cuerpo monticular, tuvieron efectividad de 3.63, pero sus integrantes fueron utilizados con frecuencia. Con un total de 559.2 innings, los relevistas de Miami terminaron octavos en episodios lanzadores en Grandes Ligas. Se combinaron para ponchar a 570 rivales (cuartos entre los 30 equipos), pero dieron 262 boletos (segundos). También tuvieron 84 oportunidades de salvar, la mayor cantidad en las Grandes Ligas, y convirtieron 55.

3. Nueva fórmula para anotar
El líder de jonrones de todos los tiempos en las Mayores fue el coach de bateo de los Marlins en el 2016 y varios de los jóvenes del equipo tuvieron años buenos, al menos en términos de promedio. Pero faltó la producción de carreras y por eso Barry Bonds fue sustituido como coach de bateo por Mike Pagliarulo, quien fuese compañero de Mattingly en los Yankees en la década de los 80.

En los ojos de la organización, los toleteros de los Marlins no hicieron suficientes ajustes durante los encuentros, especialmente en los innings finales, y ésa fue una de las razones por las que terminaran en el puesto 27 de Grandes Ligas en carreras anotadas (655). Sin embargo, sigue habiendo varias promesas, y al final Miami terminó cuarto en promedio de bateo (.263) en el 2016.

Los Marlins fueron muy eficaces con corredores en posición de anotar, situación en la que batearon .269, novenos en las Grandes Ligas.

¿Por qué tantos problemas para pisar el plato, entonces?

Las lesiones fueron un problema, pues Giancarlo Stanton (tirón muscular en la ingle) y Justin Bour (tobillo derecho) perdieron una cantidad considerable de juegos. Dee Gordon fue castigado con una suspensión de 80 juegos. Y aunque Derek Dietrich fue un adecuado sustituto de Gordon en la primera mitad, en la segunda parte bateó .233.

4. Cambios en los jardines
El lineup del Día Inaugural en el 2016 tenía a Christian Yelich en el jardín izquierdo, el dominicano Marcell Ozuna en el central y Stanton en el derecho. A medida que avanzó la temporada, Yelich se movió al central y Ozuna a la derecha tras la lesión de Stanton.

Durante las Reuniones Invernales, Mattingly insinuó que el club quiere que Yelich, finalista al Guante de Oro en el jardín izquierdo, siga en el central.

Otro cambio podría ser trasladar a Stanton a la izquierda y dejar a Ozuna en la derecha. Stanton nunca ha jugado en el bosque izquierdo a nivel de Grandes Ligas, pero Mattingly dijo que algunas métricas defensivas sugieren que puede valer la pena hacer el cambio.

5. De las Menores a las Mayores
Debido a algunos canjes realizados estos últimos años, los Marlins tienen ahora un sistema de ligas menores mermado que se está recuperando poco a poco. Braxton Garrett, la primera selección del club en el 2016, es también su mejor prospecto, de acuerdo con MLBPipeline.com. Pero el zurdo fue elegido desde la secundaria, por lo cual todavía está lejos de las Grandes Ligas.

Sin embargo, otros prospectos están más cerca de dar el salto a las Mayores.

Si necesitan ayuda en la rotación, el derecho dominicano Luis Castillo y el zurdo Dillon Peters son candidatos a subir a partir de junio. Castillo es el quinto mejor prospecto de los Marlins y Peters el 13ro. El derecho Drew Steckenrider (puesto 18) es un relevista de poderosa recta que podría estar listo rápido. El zurdo dominicano Jarlin García, quien lidió con varias lesiones en el 2016, es el 3er mejor prospecto de la organización, y en algún momento podría ser de ayuda en el relevo.